Esto es lo que hace que las ampollas sean particularmente efectivas, incluso en casa.
Durante un tratamiento, experimente la poderosa energía de sus ingredientes activos; en casa disfrute de una pequeña porción de lujo que penetra mucho más que en profundidad.

 ¿Cómo abro la ampolla?
La clave para liberar el tesoro oculto de sus ingredientes activos es el delicado cuello de la ampolla que está diseñado para que pueda romperse fácilmente. La mejor manera es utilizar un tejido para proteger los dedos o usar el abridor de ampollas incluido en cada caja.

¿La ampolla se aplica exactamente de igual que una crema?
Se aplica de manera similar. Sin embargo, la ampolla no se masajea sobre la piel sino más bien "se presiona" sobre ella para impregnarla. Verter el líquido en la palma de la mano y teclear sobre la piel con las yemas de los dedos. Finalmente, usando la palma de la mano, presionar el concentrado suavemente sobre la piel.

¿Qué cantidad debo usar?
Una ampolla contiene siempre unos 2 ml de un concentrado activo. Los ingredientes activos se coordinan cuidadosamente para una aplicación en rostro, cuello y escote. Si la ampolla se aplica entera inmediatamente después de abierta, los ingredientes activos estarán siempre muy frescos.

¿Con qué frecuencia debo usar una ampolla?
Las ampollas son agentes especiales recomendados para su uso a modo de tratamiento, ya que de esa manera cada persona reabastece las reservas de hidratación de la piel.