Hidratación

El cuidado hidratante comienza con la limpieza.

Incluso durante la limpieza, asegurate de usar una crema especial que proporcione a su piel la hidratación suficiente. Esto es esencial para una piel sana y bien cuidada, ¡y a tu piel le encantará!
La barrera cutánea es la función más importante que realiza nuestra piel porque evita que la piel de nuestro cuerpo se deshidrata y la protege contra influencias externas. El aire seco, especialmente en invierno y en habitaciones con calefacción central, así como la exposición prolongada al sol contribuyen a la deshidratación de la piel o incluso a la pérdida de factores naturales de hidratación. Así mismo, nuestra piel también pierde la hidratación a medida que envejecemos. Esta es la razón por la cual un limpiador hidratante es el primer paso esencial. Debe estar libre de perfumes y otras fragancias y proteger la piel contra la deshidratación para proporcionar una buena base antes de aplicar una crema hidratante.