Hidratación

¡La hidratación es la palabra mágica!

¡Mimar el cuidado de la piel para la cara y el cuerpo es una necesidad absoluta!

Ya sea un gel de ducha refrescante, una loción corporal hidratante para después de la ducha o una exfoliación limpiadora, todos estos productos proporcionan hidratación. Y la importancia de tener la piel hidratada no debe ser subestimada, ya que da soporte a la piel durante el proceso de regeneración y le da un aspecto sano y uniforme.
Dependiendo de la estación, la condición de nuestra piel y nuestra edad, debemos poder interpretar las necesidades de nuestra piel correctamente. Es por eso que tenemos que hacernos las siguientes preguntas:


  • ¿Nuestra piel se siente tensa y con picazón?

  • ¿Se pueden ver escamas finas de la piel?

  • ¿Las líneas finas se han vuelto repentinamente visibles?

  • ¿La superficie de la piel se siente áspera y agrietada?

  • ¿Está nuestra piel muy escamosa o extremadamente agrietada en áreas particulares?
    Si respondemos "sí" a cualquiera de estas preguntas, ¡esto significa que nuestra piel está seca y está pidiendo hidratación!
    La ayuda te la trae BABOR en la forma de:

  • Cremas hidratantes ricas para la cara y el cuerpo.

  • Exfoliaciones faciales y corporales intensivas.

  • Relleno de espumas de ducha.
    Si nos atenemos a estas "reglas hidratantes", también podemos frenar el proceso de envejecimiento y proporcionar a nuestra piel un soporte anti-envejecimiento.
    Así que el lema sigue siendo: "Nunca se puede tener demasiado de algo bueno". ¡Y nuestra piel nos lo agradecerá!